Ramadera


Limpiezas - mediante agua alta presión.



Desinfecciones - La higiene en las instalaciones ganaderas es de vital importancia para prevenir patologías animales. La desinfección es la destrucción de los microorganismos (bacterias, hongos, virus, esporas, algas, etc ,...) presentes sobre las instalaciones. Para tener una buena desinfección hay que tener en cuenta, hacer una limpieza cuidadosa, aplicar el desinfectante de una forma homogénea en toda la instalación siguiendo las instrucciones del producto y tener en cuenta el tiempo de seguridad.


Diferentes técnicas


· Pulverización (Aplicar un producto biosida sobre la superficie la que queramos tratar, mediante un pulverizador a baja presión, técnica adecuada sobre superficies porosas)

· Nebulización fría (Aplicador de un biosida a bajo volumen de disolución utilizando una corriente de aire para su distribución consiguiendo hacer llegar el producto a rincones de difícil acceso.)

· Espuma (Aplicación de un biosida específico en producto espumante para conseguir un mayor tiempo de contacto sobre la superficie y mejorar la eficacia del tratamiento).

 



· Cal viva (Preparar una disolución de óxido de cal con agua, que provoca una reacción de alta temperatura y posteriormente aplicar sobre la superficie que se quiere hacer el tratamiento).

 



· Analíticas de superficie (Se utilizan para comprobar el grado de eficacia del tratamiento).

· Tratamiento de fosas (Aplicación de producto para licuar, degradar y eliminar malos olores en las fosas de purines).


Control de plagas


· Control de roedores (rata y ratón)


 

Instalando trampas de seguridad homologadas en los puntos críticos, dentro y fuera de las instalaciones. Son revisadas periódicamente.


· Control de insectos voladores, hormigas y pulgas - El control de insectos debe dirigirse hacia todos los ciclos de vida. Deberían realizar tratamiento de huevos, larvas y adultos con diferentes productos específicos.